R

eunida con un Propósito. Mt. 22:36-40 28:19-20 Juan 4:24
No somos un club social ni una empresa, estamos para adorar a Dios a la manera de Dios por lo que nuestro fin en la vida y al reunirnos es dar la gloria a nuestro Padre Celestial. Asumimos la responsabilidad de congregarnos, cumpliendo dentro de la iglesia los desafíos divinos. 24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. Hebreos 10:24,25

O

bediencia es la premisa. Juan 10:27,28
El Creyente auténtico obedece. Dado que todos retenemos los vestigios de la carne pecaminosa, nadie vive de forma perfecta (2ª Cor. 7:1; 1ª Tes. 3:10), pero el deseo de hacer la voluntad de Dios está siempre presente en los creyentes verdaderos (Rom. 7:18). La fe produce siempre un deseo de obedecer.
La obediencia es la manifestación inevitable de la verdadera fe. Pablo reconoció esto cuando escribió a Tito, “los impuros e incrédulos… Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan” (Tito 1:15,16). Para Pablo la desobediencia de ellos era la prueba de su incredulidad. Sus actos negaban a Dios con voz más fuerte que la de las palabras con que le proclamaban. Esto es característico de la incredulidad, no de la fe; porque la verdadera fe siempre incorpora las buenas obras.

C

ada Miembro es un Ministro. Romanos 12:4-5
Consideramos que cada miembro debe servir, un ministerio es un área de servicio. Una vida correcta en el Señor nos capacita, es un desafío reconocer los dones otorgados por el Señor y encontrar el área de cooperación en nuestra iglesia. Desafiamos a cada miembro a tener su ministerio primario y ayudar en otro en un ministerio secundario.

A

uténtico Liderazgo. Hebreos 13:7
El liderazgo de ancianos es el formato visto en el Nuevo Testamento para el funcionamiento correcto de la Iglesia Local. Los Ancianos tienen algunos deberes específicos. Quizá el más evidente es la función de supervisar los asuntos de la iglesia Local. En 1Ti. 5.17 aparece la palabra “Gobiernen” que en griego significa “ser el primero”, lo que habla de su deber de supervisión general. En 1Ts. 5.12 se traduce como “Presiden”. Los ancianos no tienen que funcionar mediante el gobierno de la mayoría o el voto. Si todos están guiados por el mismo Espíritu y todos tienen la mente de Cristo debiera haber unanimidad en las decisiones que toman (1Co. 1.10; Ef. 4.3; Flp.1.27, 2.2). Si hay división, todos los ancianos debieran estudiar, orar y buscar juntos la voluntad de Dios hasta lograr el consenso. La unidad y la armonía de la iglesia como un todo, comienza allí. Los ancianos como sobreveedores de la grey, son los que tienen que determinar las decisiones de la iglesia (Hch.15.2, 6); Apacentar (Hch. 20.28); ordenar a otros (1Ti. 4.14); gobernar, enseñar y predicar (1Ti. 5.17); exhortar y convencer (Tit. 1.9); y actuar como pastores, dando ejemplo (1 P. 5.1-3).

G

rupos de Estudio. Hechos 5:42
Roca Grande estará cada vez más, edificada en una red de grupos de estudios pequeños. Queremos que crezca en su fe siendo parte de la congregación involucrada en un grupo pequeño de compañerismo. Los grupos de estudios pequeños se reúnen en diferentes lugares y en días y noches diferentes.

R

ecepción Amorosa. Romanos 15:7
No esperamos que las personas sean perfectas en esta iglesia. En algunas iglesias, usted tiene que ser perfecto o pretender que lo es. De otra manera usted no es bienvenido. Ésta es una iglesia para la gente que no lo tiene todo. Ésta es una iglesia para la gente que quiere crecer. Ésta es una iglesia para la gente quebrantada y admiten que lo están. Nosotros no esperamos que los incrédulos actúen como los creyentes hasta que ellos lo sean. Aceptamos a la gente sin hacer juicio de ellos. Hay una diferencia entre la aceptación y aprobación. Nosotros podemos aceptar a una persona sin aprobar su estilo de vida. Jesús lo hizo. Jesús aceptó a la mujer que fue tomada en el acto de adulterio sin aprobar eso. Estaba evidentemente equivocada. Pero Él la aceptó y la amó sin aprobar lo que ella estaba haciendo. Podemos aceptar a la gente que no lo tiene todo sin necesariamente aprobar todos sus complejos.

A

dhesión a la Sana Doctrina Tito 2:1; 1ª Timoteo 4:6
La sana doctrina son las “sanas palabras” o la “enseñanza sana”. Es la enseñanza no tergiversada, ni manipulada de la Palabra de Dios. La Sana doctrina es la doctrina bíblica. Cuando enseñamos y actuamos de acuerdo a la sana doctrina, procuramos correctamente la santidad de la iglesia.

N

ormada exclusivamente por la Biblia. 2ª Timoteo 3:16,17 Mateo 4:4
Para Roca Grande, la Biblia es la única Regla de Fe y Práctica, Cada cosa que deseamos realizar, la hacemos en base a lo que las Escrituras señalan. La Autoridad absoluta de las Escrituras no es negociable.

D

emanda de la Santidad Personal 2ª Corintios 7:1
Demandamos el principio de santidad. (Mt.18:15-17) Esa es la razón por la que aplicamos la disciplina en la iglesia. Nuestras faltas ante Dios deben ser confesadas y deben implicar un arrepentimiento genuino, si es necesario el pecado debe ser confrontado. No debemos rebajar nuestros principios a las directrices mundanas, sino que debemos amoldarnos al estándar divino.

E

nseñanza Expositiva Nehemías 8:8
La esencia de la predicación expositiva es la fidelidad al texto bíblico. La predicación expositiva es la comunicación de un concepto bíblico, derivado de, y transmitido por medio de, un estudio histórico, gramatical y literario de cierto pasaje en su contexto, que el Espíritu Santo aplica, primero, a la personalidad y la experiencia del predicador, y luego, a través de este, a sus oyentes. Como iglesia deseamos ser fieles al texto y a su comunicación.

Comience a escribir y presione "enter" para buscar.